Email: info@ortocomfort.es

Rodillera inmovilizadora


En este artículo hablaremos sobre la rodillera más común que veremos para el tratamiento postraumático, una rodillera abierta, con refuerzos laterales y dorsales y adaptable mediante paneles, esta rodillera suele indicarse para el tratamiento pre o postoperatorio, la inmovilización después de un esguince rotular o para la inmovilización durante episodios poliartríticos, crisis evolutivas de artrosis, hemartrosis o hidrartrosis.

Empezamos desmontando la rodillera, separamos los tres paneles uno del otro y sacamos los refuerzos mediolaterales de los dos paneles, esto nos dejará ajustar la talla más fácilmente ya que hace la rodillera más flexible.

 

la parte del centro será la primera que le pondremos al paciente, cuidadosamente levantamos la pierna del paciente y colocamos la rodillera debajo, algunos modelos como el mostrado en la ilustración llevan un velcro auxiliar para ayudar con el primer ajuste.

 

 

Procedemos a colocar los paneles laterales, estos son los que nos permiten ajustar el perímetro de la rodillera, empezamos colocando la parte parte anterior en la línea media de la pierna, dejando unos 2 centímetros de espacio, entre el borde del panel y la mitad de la pierna, procedemos a hacer lo mismo con el otro panel.

 

Los refuerzos laterales están realizados en aluminio, estos se pueden deformar hasta cierto grado para poder adaptar la rodillera a todas las formas de pierna ya que nadie tiene una pierna totalmente recta, también es este el paso más importante para que luego no se nos deslice la rodillera, la rodillera no sujeta por fricción sino por interacción mecánica con la pierna, esto lo conseguimos ajustando la rodillera lo más posible a la pierna del paciente, intentado no hacer presión en las partes sensibles de la pierna mostrando especial cuidado a lesiones y si es después de una cirugía las cicatrices e incisiones.

Volvemos a introducir los refuerzos en los paneles laterales, y podemos finalmente colocar la rodillera. Al cerrar la rodillera se recomienda empezar con los velcros situados cerca de la rodilla y terminar con el velcro superior de la rodilla, esto previene que la forma del muslo haga que la rodillera baje al cerrarla.

 

 

  • Se recomiendo ser asistido por una persona cualificada a la hora de mover una pierna lesionada
  • si sobra velcro, la mayoría de fabricantes fabrican los cierres un poco mas largos de lo necesario para poder cortar lo que sobre posteriormente
  • al ajustar los flejes (refuerzos) laterales se recomienda marcar el lado interior, exterior, distal y proximal para evitar confusiones a la hora de ensamblar la ortésis.

Deja un comentario?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

I accept that my given data and my IP address is sent to a server in the USA only for the purpose of spam prevention through the Akismet program.More information on Akismet and GDPR.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comentarios recientes

    Relacionado